Como Crear Un Espacio De Estudio Productivo

¿Dónde estudias normalmente? Si tu respuesta es “acostado en la cama con mi computadora apoyada sobre mis rodillas mientras como papas fritas”, entonces puedes considerar renovar tu espacio de estudio.

Y de eso se trata la publicación de hoy. Vamos a ver cómo crear (o encontrar) un lugar de estudio que te permita hacer mejor tu trabajo.

Examinaremos los diferentes tipos de espacios de estudio, qué hacer y qué no hacer en la creación de espacios de estudio, y los principios clave para asegurarnos de que tu espacio de estudio haga lo que debería: ayudarte a estudiar mejor.

¿Qué Tipos De Espacios De Estudio Existen?

La mayor parte de este articulo tratará sobre cómo crear un área de estudio en tu dormitorio o departamento. Sin embargo, antes de llegar a eso, creo que es bueno ver todos los diferentes tipos de espacios de estudio que (probablemente) tienes disponible como estudiante universitario.

Biblioteca

Imagen de Unsplash.com

Si realmente quieres concentrarte y sacar en máximo de ti, la biblioteca es de las mejores opciones cuando de afuera de tu casa se refiere. Su tranquilidad y silencio hace que nos concentremos mucho mas, y ni hablar de que no tenemos acceso a distracciones y tentaciones como la PlayStation o a la heladera, como tendríamos en nuestro dormitorio/departamento.

La biblioteca debiera ser espaciosa, es decir, tener suficiente espacio para esparcir todos tus libros, computadora y snacks, y si quieres evitar las distracciones al máximo busca un lugar con poco transito de gente.

Aulas

Imagen de Unsplash.com

Los campus o aulas pueden ser excelentes lugares para estudiar. Además, estudiar en un la universidad puede ser muy útil cuando te estas preparando para un examen.

Simular las condiciones del examen es una excelente manera de combatir la ansiedad y aumentar tu memoria de información a través de la memoria dependiente del contexto.

Básicamente, si puedes averiguar dónde se realizará el examen y luego hacer algunas sesiones de estudio en esa sala, puede ayudarte a mejorar tus calificaciones.

Cafeterías

Imagen de Unsplash.com

Si quieres salir a estudiar fuera de tu universidad, las cafeterías pueden ser una excelente opción, pero ten cuidado.

Debe ser un lugar donde solo vayas a trabajar y no a charlar con tus amigos o ver los autos pasar. Debes pensar que es como una oficina, con iluminación natural suave, muebles cálidos de madera y deliciosas bebidas y aperitivos.

4 Pasos Para Crear Un Espacio De Estudio

Ahora que hemos cubierto los otros posibles espacios de estudio disponibles, vamos al grano de esta publicación: cómo crear tu propio espacio de estudio. Asumiré que, para la mayoría, esto terminará siendo parte de su dormitorio. Sin embargo, si tienes otra área para dedicarle, entonces utilízala.

Para crear un espacio de estudio, hay 4 pasos esenciales que tienes que seguir:

  • Elimina todas las distracciones
  • Ten fácil acceso a todo lo que necesita antes de comenzar
  • Experimenta con la iluminación
  • Ajuste tu espacio de estudio a la temperatura ideal

Elimina Todas Las Distracciones

Como en muchas áreas de la vida, es útil comenzar con qué dejar de lado y luego agregar cosas desde allí. Naturalmente, lo que te pone en un estado de ánimo “estudioso” variara de persona a persona, pero aquí hay algunas cosas que probablemente deberías evitar en tu espacio de estudio:

  • Videojuegos
  • Teléfono
  • Muchas pestañas abiertas en el navegador
  • Múltiples monitores a menos que sea realmente imprescindible para tu trabajo
  • Comida / bebidas
  • Otras personas (a menos que estés trabajando en un proyecto grupal, en cuyo caso deberían estar trabajando en otro lugar)

Estas son todas las cosas que, si bien son divertidas o incluso productivas, finalmente distraen. El objetivo de un espacio de estudio es maximizar la atención que puede dedicar a estudiar mientras minimizas la cantidad de esfuerzo necesario para hacerlo. No puedes hacer eso si el espacio está lleno de distracciones.

Ten Fácil Acceso A Todo Lo Que Necesites

Ahora que hemos repasado qué dejar de lado, veamos qué incluir. Esta es una lista larga, y gran parte depende de qué es exactamente lo que estás estudiando.

Por ejemplo, necesitará diferentes materiales para escribir un trabajo en inglés que para prepararte para un examen de química. Para ayudarte, he dividido la lista en dos secciones: elementos esenciales y opcionales.

Elementos Esenciales

  • Cómoda silla ergonómica o escritorio de pie. Si nunca has probado una configuración de escritorio de pie, te sugiero que lo intentes. En caso de que prefieras un escritorio convencional, asegúrate de tener una buena silla para pasar horas sentado
  • Si estás de pie, busca algo suave para pararte sobre(una alfombra funciona muy bien)
  • Un mouse externo (es mucho más ergonómico que usar el trackpad)
  • Tu computadora, si es necesario
  • Libros de texto
  • Cuadernos
  • Fichas
  • Bloc de notas para escribir pensamientos que te distraigan. Mientras estudias, seguramente tendrás ideas “geniales” o simplemente recordaras cosas que debes hacer, como lavar la ropa o enviar un correo electrónico a un profesor. No permitas que estos pensamientos te distraigan, solo escríbelos en el papel para sacarlos de tu cabeza y dejar que los revises más tarde
  • Un montón de utensilios de escritura apropiados
  • Calculadora u otras herramientas específicas del tema según sea necesario
  • Buena iluminación. Si no puedes ver tu trabajo, será más difícil trabajar y dificultará la lectura. Lo mejor es la luz natural, pero una buena lámpara de escritorio también puede marcar una gran diferencia

Elementos Opcionales

  • Pizarra blanca (no es esencial, pero es muy útil para practicar matemáticas, hacer bocetos de diseños, tener una lluvia de ideas, etc)
  • Ayudas de pensamiento táctil. Por ejemplo, un cubo Rubix, algo de masa/arcilla, o incluso solo un bolígrafo para hacer clic. Estos son excelentes porque le dan a tus manos algo que hacer cuando trabajas en un problema difícil
  • Té, café o agua
  • Bocadillos saludables que no ensucien (nueces, plátano, barra de granola, zanahorias, frutas secas, etc.). Estos ayudan a mantener tu nivel de azúcar en la sangre, asegurando que puedas permanecer en el “estado de flujo” por más tiempo
  • Decoraciones inspiradoras. Como una planta o un póster genial
  • Calendario de papel. Esto es mucho más útil de lo que piensas. Por ejemplo, cuando escribes un ensayo y necesita verificar la fecha sin distraerte yendo a Google Calendar o mirando tu teléfono.
  • Música o ruido ambiental
  • Un temporizador de cocina. Estos son útiles para los Pomodoros u otros ejercicios orientados al tiempo.
  • Auriculares. Ideal para bloquear las distracciones donde quiera que estés.

Experimenta Con La Iluminación

Según un estudio alemán que analizó los efectos de la temperatura y el brillo del color en la productividad de los estudiantes de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Colonia, los investigadores descubrieron que los estudiantes eran más creativos bajo la luz cálida (3000k), pero se concentraban mejor bajo la luz fría ( 6000k).

Lo ideal es que experimentes con diferentes niveles de brillo y temperaturas de color hasta que encuentres algo que funcione bien para ti. Y no, no tienes que comprar un millón de bombillas en la ferretería para descubrir qué funciona mejor para ti: puedes obtener una lámpara con un atenuador y jugar con el interruptor.

La iluminación es especialmente importante si estás leyendo un libro de texto en papel o haciendo otro papeleo (como problemas matemáticos). Si tienes que entrecerrar los ojos para mirar el libro, entonces probablemente necesites más luz (o anteojos). Una lámpara de escritorio es una inversión que vale la pena en este caso, ya que los fluorescentes superiores en la mayoría de los dormitorios son a menudo demasiado difusos para proporcionarte la luz clara y enfocada necesaria para leer.

Ajusta Tu Espacio De Estudio A La Temperatura Ideal

Además del color de las lamparas, la temperatura cálida-fría real de la habitación en la que te encuentras también es un factor importante. Un entorno que hace demasiado calor o frío no solo puede distraerte constantemente, sino que también puede provocar que cometas más errores en tu trabajo inconscientemente.

Investigadores de la Universidad de Helsinki y del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley revisaron varios estudios sobre cómo la temperatura afecta la productividad de los trabajadores de oficina. Descubrieron que, en promedio, la productividad es más alta en un rango de temperatura entre los 22 °C y 25 °C. Por debajo o por encima de ese rango, los errores aumentan.

No siempre tendrás control sobre la temperatura de tu espacio de estudio, pero haz lo que puedas para que la temperatura alcance este rango ideal. Si realmente hace un calor o un frío insoportable, puede valer la pena trasladarse temporalmente a otra área de estudio que tenga una temperatura más agradable.

Tips Generales De Espacios De Estudio

Imagen de Unsplash.com

Lo sé, esa sección anterior era una lista bastante larga. Si bien ciertos elementos son clave para crear un espacio de estudio, no pierdas de vista el objetivo real. Porque cuando se trata de eso, crear un espacio de estudio se trata de cómo te hace sentir. Se trata de lo que te pone (y a nadie más) en un estado estudioso.

Además de tener los materiales correctos, aquí hay algunos principios más que harán que su espacio de estudio (y tiempo de estudio) sea más efectivo:

  • Haz que tu espacio de estudio sea ergonómico. No te encorves, mantén los pies en el suelo, coloca la pantalla a la altura de los ojos (de lo contrario, destrozará tu cuello) y escribe con las muñecas en una posición neutral.
  • Mantén tu espacio de estudio tan limpio(o desordenado) como desees. Algunas investigaciones sugieren que los espacios desordenados pueden ser mejores para el trabajo creativo, ya que fomentan el pensamiento no convencional. Otros expertos en productividad juran por un escritorio minimalista y despejado. Realmente, se trata de preferencias personales. Si un espacio de estudio desordenado funciona mejor para ti, entonces sige adelante. Si no puedes soportar tener las cosas desordenadas, entonces no lo hagas.
  • Toma descansos cada 30-60 minutos. Además de ser bueno para su salud, los descansos regulares también aumentan tu productividad y enfoque.
  • Aprovecha al máximo el espacio que tienes. Especialmente si estás en un dormitorio con un compañero, puede ser complicado conseguir que todo sea perfecto. Debes trabajar con los muebles que te proporciona la universidad, así como con las preferencias de tu compañero de cuarto. Pero no dejes que eso te desanime, míralo como una razón para ser creativo.

Conclusión

Espero que esta guía te haya inspirado sobre cómo crear el espacio de estudio que mejor funcione para ti. Lo dije antes, pero lo diré nuevamente: no dejes que crear tu espacio de estudio perfecto te distraiga de lo que realmente importa: estudiar.

Si no tienes cuidado, esto puede convertirse en otra forma de procrastinacion. El espacio de estudio perfecto no existe, y crearlo no debería ser tu objetivo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *