Como Tener Ganas De Estudiar

Día lluvioso, estas cansado y lo único que queres es estar acostado comiendo y viendo TikToks. Pero sabes que en realidad deberías estar estudiando, ya sea porque tenes que entregar un trabajo pronto o tenes examen en un par de días. Todos sabemos como se siente. Por eso decidí escribir este post y compartirte mis secretos para tener ganas de estudiar. Aquí están los 3 pasos que debes seguir para motivarte.

Imagen de pixabay.com

1. Dar un paseo

Curiosamente, este es uno de los pasos más efectivos en el proceso, y generalmente es el que genera más resistencia. Cuando hay mucho trabajo por hacer, parece contradictorio dejar todo atrás y salir. Entonces, ¿por qué deberías? Hay 2 grandes razones:

  • Caminar es bueno para tu cerebro.
  • Caminar crea un impulso productivo.

Primero hablemos porque es bueno para el cerebro.

Un estudio realizado por la universidad UCLA descubrió que el ejercicio estimula la producción de varias hormonas del factor de crecimiento que promueven la neuroplasticidad, o la capacidad del cerebro para formar nuevas vías neurales. Esto es crucial para su capacidad de aprender y memorizar cosas nuevas.

Como si eso no fuera suficiente, el ejercicio, específicamente al aire libre, es excelente para sus niveles de energía y motivación. Este es el por qué:

El ejercicio produce endorfinas, sustancias químicas que mejoran tu estado de ánimo y aumentan la motivación. También mueve más oxígeno a su cerebro, ayudando a ahuyentar la niebla cerebral y la fatiga persistente.
Salir afuera por incluso 30 minutos producirá suficiente vitamina D para aumentar tu energía y aligerar tu estado de ánimo.

Bien, la ciencia nos dice que el ejercicio es excelente para nuestros cerebros, pero hay otra cosa realmente genial sobre dar un paseo y es que ayudará a impulsar su motivación.

Piénselo de esta manera: salir a caminar lo hará sentir como si hubiera logrado algo. En lugar de sentarse en su escritorio, deprimirse y sentir como no tiene ganas de estudiar, en realidad está haciendo algo. Cuando salgas a dar una vuelta a la manzana y regreses a tu escritorio, ya te sentirás realizado, y eso te impulsará hacia tus libros de texto y notas.

2. Organiza Tu Espacio de Estudio

Lo siguiente que debes hacer apenas llegues de tu caminata es limpiar tu zona de estudio.

Una estación de trabajo desordenada es una mente desordenada, así que antes de comenzar elimina todo lo que no esté relacionado con la tarea que vas a realizar. Tira la basura, cerra las pestañas adicionales del navegador que no va a utilizar, pone el teléfono en silencio o, incluso, déjalo en otra habitación y una vez hecho esto, estás listo para comenzar.

3. Utiliza La Técnica Pomodoro

La técnica pomodoro es de los métodos mas sencillos y eficientes que existen para organizar nuestro tiempo. Antes de empezar el temporizador es importante que te concentres en solo una tarea y la escribas en un papel. La ciencia dice que las personas que escriben sus tareas en una hoja son 42% mas probables de completarlas que aquellas que no.

Ahora que ya estas listo, lo unico que falta es:

  • Establece un temporizador por veinticinco minutos y trabaje en una sola tarea durante esos veinticinco minutos.
  • Tómese un descanso de cinco minutos después de que suene el temporizador.
  • Repita su bloque 25/5 cuatro veces más.
  • Tómate un descanso más largo

Te sorprenderás de lo rápido que pasa ese bloque de 25 minutos, y una vez que tenga un buen flujo, ¡no tengas miedo de ignorar el temporizador y continuar! El objetivo de la técnica es solo comenzar.

Mientras trabajas, mantén un pedazo de papel a tu lado. Cuando pienses en algo (por ejemplo, debes enviarle un correo electrónico a tu profesor o escribirle un mensaje a tu amigo), escríbelo en la hoja de papel y vuelve a trabajar.

Esto ayuda a perseguir pensamientos distractores de tu cerebro. Cuando los escribe, alivia la necesidad de su cerebro de recordarlos y libera sus músculos de enfoque para la tarea en cuestión.

Para Concluir

Entonces, estos son los 3 pasos que debes seguir para tener ganas de estudiar:

  1. Salir a caminar
  2. Ordenar tu espacio de trabajo
  3. Empezar a trabajar con la técnica pomodoro

Si combinas todo esto con un poco auto-disciplina, hábitos saludables y un buen espacio de trabajo a lo largo del tiempo terminas construyendo una buena y solida rutina de estudios. P.s: el café es de gran ayuda tambien.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *