¿Sobrepasado de Trabajo? Estas 4 Técnicas Pueden Ayudarte

Entre revisar el correo electrónico del trabajo en tu teléfono, tener siempre acceso a documentos y presentaciones y enviar mensajes de texto a tu jefe por la noche, puede parecer imposible no hacer otra cosa que trabajar. Llevar ese estilo de vida puede hacerte sentir sobrepasado de trabajo, por lo que necesitas cambiar pronto o colapsaras.

Entonces, ¿Cómo puedes recuperar el control de tu vida?

Eso es lo que voy a explorar en este artículo. Comenzaré por ver por qué nos sentimos abrumados en primer lugar y luego, compartiré algunas tácticas para volver a la normalidad.

Imagen de pixabay.com

¿Por qué Te Sientes Abrumado?

Antes de que puedas dejar de sentirte abrumado, debes descubrir por qué te sientes abrumado en primer lugar. Hay muchas razones posibles, pero hay algunas que tienden a surgir una y otra vez:

  • Desorganización
  • Procrastinación
  • Compromiso excesivo

Desorganización

Cuando estás desorganizado, es fácil sentirse abrumado. Esto se debe a que la desorganización extrema significa que estás reaccionando constantemente a la vida. Por ejemplo, si te encuentras corriendo a las reuniones en el último minuto o comenzando cada día sin tener idea de lo que necesitas hacer, rápidamente te sentirás abrumado.

Procrastinación

Si te ha pasado estar en la universidad o en la escuela y tener que escribir varios ensayos, leer docenas de paginas y estudiar para una prueba para el día siguiente, seguramente hayas culpado a los profesores por la cantidad de tarea que dejaron. Pero te aseguro que no, esa noche donde tienes que hacer mil cosas es el resultado de tu procrastinación.

Si sientes que te estás ahogando en el trabajo, es probable que la procrastinación sea la culpable. Si bien puede ser un hábito difícil de cambiar, es posible. La Técnica Pomodoro puede ser particularmente efectiva, además de ser más organizado (la desorganización y la procrastinación a menudo van de la mano).

Compromiso Excesivo

No importa cuán organizado estés, aún es posible sentirse abrumado si asumes demasiados compromisos. Solo hay 24 horas en un día, y te sentirás abrumado si los pasas trabajando o corriendo a las reuniones.

Y si te comprometes demasiado mientras estás desorganizado y postergando, entonces puedes sentirte extremadamente abrumado.

4 Maneras De Dejar De Sentirse Abrumado

Ahora que ya comprendes por qué te siente abrumado, echemos un vistazo a algunas formas de ser proactivo y vivir una vida más relajada y manejable.

Haz Un Reinicio

Anteriormente mencione que ser organizado puede ayudarte a evitar que te sientas abrumado. Sin embargo, a menudo, sentirse abrumado es una señal de que tus sistemas organizacionales se han desmoronado.

Por ejemplo, si estás en medio de un gran proyecto, como una tesis o una presentación, es fácil descuidar tu calendario y dejar de usar tu lista de tareas pendientes. Esto está bien a corto plazo; a veces un proyecto requiere tanto enfoque que realmente no tienes la atención para nada más. Sin embargo, trabajar de esta manera todo el tiempo convertirá tu vida en un caos. Entonces, si te sientes abrumado, tómate unos días para reorganizar tu vida. Los detalles diferirán según los sistemas que utilice, pero aquí hay algunas ideas para comenzar:

  • Revisa tu lista de tareas y actualízala.
  • Revisa tu calendario para asegurarse de que refleje todas sus próximas citas, reuniones y otros eventos.
  • Limpia y organiza tu espacio de trabajo físico.

A menudo, estas simples acciones serán suficientes para hacerte sentir organizado y en control una vez más.

Restablece Tu Rutina

Además de un sistema organizacional, la otra faceta clave de tu productividad es un sistema de hábitos y rutinas.

Es fácil descuidar tus rutinas porque estás tan ocupado que “no tienes tiempo”.

Pero en lugar de ver las rutinas como una pérdida de tiempo, como algo para descartar cuando está ocupado, debes verlas como un elemento esencial para trabajar de manera mas efectiva.

Si tus rutinas se han desmoronado, lo mejor es volver a agregar hábitos lentamente. De lo contrario, corres el riesgo de sentirte aún más abrumado y darte por vencido. Una vez que te hayas quedado con esta rutina simple durante unas semanas, puedes agregar actividades más complejas como leer, escribir o practicar una habilidad.

Define Tus Prioridades y…

Cada vez que tienes una oportunidad, es tentador decir que sí. Si dices que no, simplemente la estás perdiendo, ¿verdad?

Esta mentalidad es destructiva a largo plazo porque fractura tu tiempo y atención entre docenas de actividades de bajo valor. Para superar la tentación de decir sí a cada oportunidad, debes definir sus prioridades.

¿Qué es lo que realmente te importa? ¿Qué actividades te dan energía, alegría o simplemente son necesarias para tu existencia? Realmente pensa en esto y hace una lista. Deci sí con entusiasmo a cualquier oportunidad que se ajuste a tus prioridades, pero deci no a todo lo demás.

Esto no solo evitará que te sientas abrumado, sino que también te permitirá concentrar más energía en las actividades que realmente importan. Esto significa que realmente lograrás más a largo plazo.

Trabaja En Horarios De Trabajo

No hay nada de malo en trabajar mucho; Es esencial para alcanzar sus objetivos. Pero hay una delgada línea entre el trabajar mucho y la adicción al trabajo.

En estos días más que nunca, puede haber una gran presión para trabajar todo el tiempo.

Las fuentes de esta presión pueden variar, desde la cultura de la empresa, tu jefe e incluso los medios de comunicación. De donde sea que provenga la presión, sin embargo, debes resistirla. Trabajar todo el tiempo no es una forma saludable de vivir ni una forma efectiva de trabajar.

La presión constante para trabajar puede afectar tu sueño, tus relaciones y tu salud. Y a menudo, el “trabajo” que está haciendo produce poco valor. Quedarse despierto hasta tarde para terminar una gran presentación es una cosa, pero quedarse despierto hasta tarde solo para monitorear los correos electrónicos de trabajo que casi con seguridad pueden esperar hasta la mañana es otra muy distinta.

Si sientes presión para trabajar todo el tiempo, pregúntese de dónde viene. Si tienes un jefe terrible que te presiona, entonces es posible que necesites encontrar un trabajo diferente con una cultura laboral más saludable.

Más comúnmente, sin embargo, te estás presionando. En este caso, debe establecer algunos límites:

  • Usa una aplicación como Freedom para bloquear tu correo electrónico después de una hora determinada.
  • Deja tu computadora de trabajo en la oficina.
  • Deja cortésmente a tus compañeros de trabajo y clientes que solo pueden comunicarse contigo durante el horario comercial habitual.

Estar Abrumado No Es El Destino

Espero que este artículo te haya mostrado algunas formas de dejar de sentirte abrumado y volver a vivir su vida.

Ya sea que estés restableciendo tus sistemas organizacionales, aprendiendo a decir “no” o estableciendo un horario, sentirse abrumado no es un destino ineludible. Es algo que puede cambiar con el tiempo y las acciones correctas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *